El Proyecto (borrador)

Cuestiones para resolver en un dispositivo de taller

Objetivos:

(Pienso la palabra objetivo como producción, objeto, ya sea material o conceptual, que se obtiene al final de un proceso y sintetiza, resume o registra lo aprendido en el camino)

Producciones teóricas: análisis, reflexiones, crónicas, ensayos, etc., referidas a las prácticas y sus dimensiones intelectuales.

Producciones artísticas: en sus diferentes lenguajes y entrecruzamientos .Por ejemplo: un cuadro y la exposición en la toma parte.

Dispositivo artístico-clínico: adecuado a las finalidades del proyecto que se expresan a continuación. (Pienso que los dispositivos tienen una relación dialéctica y jerárquica con el modelo teórico o conceptual que los subyace)

Finalidades:

(aquello que esperamos lograr a través de las condiciones que el dispositivo propicia.)

1. Alfabetización cultural de los talleristas: Las personas que ingresan el circuito de la Salud Pública Mental suelen tener, en un gran porcentaje, un nivel de desempeño intelectual y cultural deficiente y, como otra variante, un sentido común estético sometido a lo que la cultura hegemónica ha dejado para los sectores populares y excluidos. En el intento de ordenar las intervenciones que pueden suscitarse en este sentido, propongo un ordenamiento de las acciones que tome en cuenta tres niveles o áreas de actividad:

El fenómeno

El andamio

El manager


2. “Re-diagnosticación” de los talleristas: Las personas que ingresan al circuito institucional de la Salud Publica Mental son diagnosticadas y tienen un seguimiento medico y asistencial plasmado en las Historias clínicas. Pero el presente proyecto intentaría trabajar desde un marco psicoanalítico según el cual las enfermedades mentales graves son nominadas, descriptas, pensadas y tratadas de una manera diferencial a otras visiones. Además, desde la teoría psicoanalítica, el cruce entre arte y estructuras clínicas y subjetivas es parte de la temática fundamental del campo psicológico y existen investigaciones y experiencias que destacan ciertos beneficios que la practica del arte según una ética psicoanalítica podría aportar a personas con padecimiento psíquico.También creo que desde ámbitos de estudio y prácticas hospitalarias la visión psicoanalítica ya está presente y formalizada y que en este proyecto podría plasmarse algo de ese saber con una finalidad particular, optimizando el aprovechamiento de recursos humanos ya existentes.Asimismo, creo que la historia clínica tal como ya se desarrolla en la actualidad es un documento imprescindible a la hora de reconstruir acontecimientos vitales del paciente tanto como las miradas que ha recibido y recorridos que ha protagonizado. Pienso esta re-diagnosticación como un anexo a la historia clínica global, enfocada a la progresión que la persona tenga respecto a los talleres y sus efectos.También propongo como ética y operativamente relevante, una actualización de la historia de vida del paciente, para la cual la presencia del campo del trabajo social sería el mas indicado.Pienso, por último, que este llamado anexo a la historia clínica debe incluir documentación grafica, fotográfica, y escrita de las actividades y momentos importantes de la actividad del paciente. Testimonios materiales de la historia de la persona, archivo perceptual de lo que él mismo ha sido, evitando la desaparición en la memoria colectiva.

3. Promoción del desarrollo de los intereses artísticos de los talleristas: Este ítem es una profundización de la primera finalidad descripta ya que enfocaría puntualmente a apoyar y promover la actividad artística de aquellas personas que hayan definido una identidad artística. Se trabajaría desde la función de manager hacia la posibilidad de que el tallerista desarrolle una –tecnia, un saber hacer, que le permita suplir o anudar (los tres registros de los que Lacan habla)aquello que por estructura clínica estaría suelto y que desde la estructura subjetiva puede aparecer. (Sinthome).

4. Instalar las producciones y a sus autores en el campo cultural: Es decir buscar los ámbitos adecuados para la legitimación de las trayectorias y las obras que los talleristas realicen (en este sentido sí acuerdo con la idea de cambiar los imaginarios sociales acerca de la locura, pero en tanto lo que el tallerista produzca tenga un valor artístico real y no solo lo parezca por aparecer injertado en historias y realizaciones pensadas, diseñadas y realizadas por los “normales”)

Fundamentación:

(Pienso que la fundamentación tendría que abarcar por lo menos cuatro áreas del conocimiento)

Lo que la teoría psicoanalítica dice acerca del arte

Lo que la clínica psicoanalítica dice acerca del sujeto y la cura

Lo que la didáctica de la enseñanza aprendizaje del arte dice acerca de los lenguajes artísticos

Lo que la teoría y la historia del arte dicen acerca de sus objetos, sus autores, su estructura, su valor, etc.

Los entrecruzamientos que los distintos campos han producido y lo que los implicados en este proyecto puedan elaborar en este sentido como primeras hipótesis u orientaciones de la práctica

Fundamentación desde lo especifico de cada lenguaje artístico y sus cruces

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s